top of page
  • Foto del escritorAlbex Mascotas

Los peludos imitan a sus dueños



Quienes convivimos con un peludín juramos que él sabe perfectamente como nos sentimos, aprende rápido y nos entiende mejor que algunos humanos. “Se da cuenta de todo, es demasiado inteligente”, repetimos siempre. Esta vez, no es asunto de padre humano orgulloso; La ciencia nos da la razón. Nuestro peludo demuestra que tienee la capacidad de comunicación y de entender nuestros gestos e indicaciones. Ellos saben perfectamente cuando los reprenden o cuando los premian. Incluso saben si han hecho algo malo.

Bueno, los investigadores acuden una vez más en nuestra ayuda porque, ¿quién no se ha sentido vigilado por su compañero peludo? Desde la mañana a la noche, tu peludo amor escruta cómo te visto (e intenta morder las medias más delicadas), está atento a la composición de mi desayuno (por si algo le gusta), observa lo que saco de la nevera y está en primera fila cuando vuelvo de la compra para husmear en las bolsas, sabe cuándo me pongo la pijama y se alegra o cuando me visto para pasearlo.

Entiendo que hay momentos en los que su atención se dispara, sobre todo si hay comida de por medio. Seguro también sientes esos ojitos mirándote incluso cuando lavas los platos u ordenas la ropa. El asunto es¿procesa esa información? ¿La recuerda?

Una investigaciónrealizada por la Universidad de Budapest concluye que los perros recuerdan no solo lo que ellos hacen, sino también lo que hacemos nosotros. "Incluso cuando esos acontecimientos no parecen ser importantes para ellos.

"Los animales entrenados pueden imitar las acciones de sus dueños incluso 24 horas después". El estudio trabaja sobre lo que se denomina memoria episódica, es decir, la que funciona para que nosotros, recordemos cosas que no creemos importantes en el momento en que suceden. “Con este método los perros aprenden a hacer coincidir su conducta con la que han mostrado los humanos mediante la orden '¡Hazlo!'.

Por ejemplo, el dueño salta, luego da la orden y el perro salta también. Los animales entrenados de esta manera pueden imitar las acciones de sus dueños incluso 24 horas después. Lo que quiere decir que dar la orden '¡Hazlo!' después de un tiempo es de alguna manera equivalente a preguntarles, '¿Recuerdas lo que hizo tu dueño?".

Entonces cuidado con lo que haces, que tu peludo estará observándote para hacer lo misno que tu, en el momento que menos lo esperas.


8 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page